1 de enero de 2015

Some tips for New Year's Day

El día de Año Nuevo no existe en el calendario de Europa. Es festivo y todas las tiendas están cerradas. Hasta aquí, pues como un domingo cualquiera. Pero es que la madrugada ha tenido tanta vida que ni los restaurantes, ni las cafeterías, ni los bares están abiertos y hasta el cine (los pocos que quedan) retrasa todas las sesiones hasta que algún alma perdida consiga levantarse de la cama o del sofá y meterse en la primera sala que encuentra. ¿Qué plan se os ocurre? No es fácil, ¿verdad? Más allá de ver los saltos de esquí por la tele mientras nuestra madre pone la mesa con el cocido reponedor de la noche anterior… se me ocurre que…


A los que tengáis la gran suerte de estar en la playa, en la tumbona alternando baños  y cócteles, habéis dado en el clavo. Creo que es el mejor sitio para pasar el 1 de enero.




A los que hayáis conseguido entrada para el concierto de Año Nuevo en Viena… ¡os odio! Creo que después de la playa, es el plan perfecto.





A los que habéis decidido poner a prueba vuestras articulaciones sobre una tabla o unos esquíes… ¡enhorabuena! y volved enteros. Yo sigo prefiriendo la playa.





A los que estéis en China… no vayáis a Ikea a comprar un sofá. Seréis incapaces de probarlo porque todos los jubilados se estarán pegando la gran siesta. Quedaos en casa viendo pelis y ya disfrutaréis China otro día.





A las que tenéis la gran resaca… ibuprofeno, puchero, sofá y manta… y que nadie os moleste. Para vosotros el día de Año Nuevo no existe en el calendario. Cuando te das cuenta, ya es 2 de enero y mèrde, hay que ir a trabajar. Lo siento por vosotros, pero este año estoy de vacaciones. ¡Tuturuturu!



A las que tenéis media resaca… aún podéis dedicar unos cuantos minutos a hacer una buena limpieza facial en casa y exterminar los restos de máscara de pestañas de la noche anterior.



A las que habéis bailado como si no existiese un mañana… poned los pies a remojo y haced un auto-masaje. Los spa deberían estar abiertos todo el 1 de enero por ley. Los tacones nos dejan los pies sin sentido. Siento no poder compartir este placer con vosotras porque odio que me toquen los pies. Manías.




A los padres… paciencia porque es el peor día del año para pasar con los pequeños encerrados en casa. Si hace bueno, paseo en bicicleta. Si hace un día de perros, sacad todo el arsenal de juguetes y creatividad. ¡Suerte!



Lo sé. Es muy difícil encontrar un buen plan para el 1 de enero. La playa, Viena o la nieve son nuestros sueños. Si este año no has conseguido cumplir ninguno de ellos, disfruta de un día con la familia o los amigos. Si estás sola… tele, libros… Hagamos las cosas simples pero no te deprimas cambiando de canal viendo la enésima reposición de la gala de Fin de Año.



¡FELIZ 2015! Nos vemos pronto.





New Year’s Day does not exist in Europe’s calendar. It’s holiday and all stores are closed. Same thing as any Sunday. But there is something different because the wee hours have been so busy that no restaurants, no cafes, no bars are opened neither cinemas (if there is still some alive) that delayed their shows until some lost soul gets to jump out from bed or sofa and enter in the first theater she finds. What plan comes up from your mind? It’s not easy, isn’t it? Beyond the ski jumps on TV while mum lays the table with last night’s recovering stew… it occurs to me that…



For the lucky ones who are on the beach, on the deck chair alternating baths and cocktails, you’ve hit the nail on the head. It’s definitely the best place to spend January 1st.



For the ones you’ve got a ticket for New Year’s Day concert in Vienna… I hate you! First beach, but this is a perfect plan too.



For you brave that have decided to test your joints on a board or skis… congratulations! and come back safe. I’m still going for the beach.



For you that are in China… don’t got to Ikea to buy a sofa. You won’t even be able to fit it because all the pensioners will be enjoying the greatest nap. Stay at home watching movies and you’ll enjoy China other day.



For you who are suffering of a great hangover… ibuprofen, stew soup, sofa and blanket… and hope nobody bothers you. For you New Year’s Day does not exist in a calendar. When you realize, it’s already January 2nd and mèrde you must go back to work. I’m sorry for you, but this time I’m on vacation. Ta-daah!



For you who have half hangover… you can still dedicate to yourself some minutes to a homemade deep facial cleaning session and wipe out the rest of mascara from last night.



For you who have danced as the end of wall was immediate…let your feet dive and soak and treat yourself with a foot massage. All spa should be open by law January 1st all day long. Heels leave our feet unconscious. I’m sorry I’m not able to share this pleasure with you because I hate anyone touches my feet. Obsessions.



For you parents… be patient because it’s the worst day in the whole year to spend with kids stuck at home. If weather behaves, a ride on the bicycle. If it’s a shitty day, deploy all your toys and games and creativity arsenal. Good luck!



I know. It’s very difficult to find a good plan for January 1st. The Beach, Vienna or the snow holiday are our dreams. If this year you’ve happened to fail into achieve any of them, enjoy a day with family or friends. If you’re alone… the telly, some reading… Let’s do things simple but, for God’s sake! don’t get depressed switching channels and watching the trillionth repeat of the New Year’s Eve gala on TV.



HAPPY 2015! See you soon.                            


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada